Hola amig@s de Comunidad Biker MTB soy la comunitaria Patricia Carmona y os quiero relatar como conocí a los chicos de la Comunidad y como me hice comunitaria.

Todo empieza allá por el año 2013 más o menos. La fecha exacta no la recuerdo porque hubieron altibajos con mis primeras salidas en bicicleta. Empecé este bonito deporte saliendo sola por aquí, por mi zona, una zona de costa y poca montaña, con ganas de entrar a los montes.

Empecé a ver vídeos en Youtube de ciclistas practicando MTB, siempre con la esperanza de que, algún día, pudiera  hacer lo que veía en los vídeos, que me encantaba. Soy corredora también y me gusta el running, pero no quiero estancarme en una sola disciplina deportiva. Además de que el running no tiene tanta emoción como el ciclismo de montaña, la adrenalina no es la misma ni mucho menos.

Patricia iniciándose en la biciEstuve un tiempo saliendo sola por los alrededores de San Pedro del Pinatar, llaneando principalmente. Hasta que le pregunté a una compañera de trabajo, que le encanta el deporte, que si salíamos juntas. Estuvimos un año haciendo rutas de MTB pero siempre por Sucina y alrededores. Es una zona bonita y hay algo de montaña. Entrábamos por esos montes poco a poco con nuestras primeras bicicletas, que no eran las mejores, pero tampoco las peores, se portaban de maravilla sin desarmarse, ni un pinchazo si quiera jajaja.

Sufrimos alguna caída de las típicas “tontas”, una de ellas caí por una altura de unos dos metros con las calas puestas, no me dio tiempo y caí dando vueltas como una noria. Aun así no disistí  ¡no hay dolor! ¡no hay miedo! Continué saliendo con la bici.

Hacíamos rutas normales, siempre tenía la esperanza de hacer algo más difícil, más peligroso, más, más, más… De vez en cuando veía vídeos de gente que hacía bicicleta de montaña y ahí los encontré, Comunidad Biker. Aparecían por todos los sitios de Internet, buscara lo que buscara. Empecé a engancharme a su canal pues me hacían muchísima gracia. Su filosofía y cómo enfocaban el deporte, super divertido, acercaban este deporte a cualquier persona normal, respeto por la naturaleza, por los animales, respeto por el resto de los ciclistas, etc.. Veía vídeos y más vídeos y me partía de risa. Lloraba pero de risa, a lágrima viva.

Viendo el vídeo del pollito pío me convencí de que estos chicos no eran peligrosos. Así que se me ocurrió ver la forma de conocerlos en persona e intentar hacer alguna ruta con ellos. Como están en todas las redes sociales, por Facebook contacté con Paquito206, que me pareció un chico simpático y buena persona. Hablé con él bastante tiempo. No es que sea desconfiada pero hay que tener precaución, que todo el mundo no es como queramos que sea o queramos que no trate, sobre todo yo por ser mujer y ellos hombres. Tenía que estar segura de dónde iba y con quién. También tengo que decir que miedo no tenía, sé defenderme, pero ¡tal y cómo está la vida! Ahora he aprendido, con estos chicos, que hay que confiar más en el ser humano. Son un ejemplo a seguir de humanidad y respeto. Digo esto porque no estoy acostumbrada a quedar con gente sin llegar a conocerla, por lo menos en persona.Coto Cuadros con Comunidad Biker

De tanto verlos en los vídeos y en su web y redes sociales prácticamente era como si los conociera de toda la vida. Además, empezaron a hacerme alguna dedicatoria en algunos vídeos diciendo “saludos a Patricia”. Me hacía una ilusión enorme. Ahora sé qué sienten los seguidores de la Comunidad cuando los saludamos. Empecé a confiar en ellos y mi intuición no me suele fallar jajaja. Preguntaba a Paquito por su vida y por la vida del resto de comunitarios. Le preguntaba que a qué se dedicaban y otras cuestiones. Como muchos seguidores creía que no trabajaban pues salían casi todos los días con la bici. Pero sí, sí que trabajan aunque parezca que no jajaja.

Y por fin me decidí y pregunté a Paquito que cuando podía ir con ellos de ruta MTB. Me dijo que cuando quisiera y claro por no ir sola pregunté a mi amiga María José que si le apetecía. Le expliqué todo y dijo “pues venga vamos”. Ella también es muy valiente y no tiene miedo a nada. Y así hicimos, le dije a Paquito que lo que queríamos era monte pero monte de verdad jajaja. Nos llevaron al Coto Cuatros el primer día y tuvimos monte ¡¡ya lo creo!! Mi Mari por poco me mata cuando andábamos por allí jajaja. Nosotras no estábamos acostumbradas a las sendas y en el Coto Cuadros casi todo son sendas. Nos resultó un tanto complicado pero muy bonito y los chicos nos trataron muy bien. Contaré ahora con detalle este día, el primero con la Comunidad.

Y llegó la quedada, domingo 3 de mayo de 2015, hace ahora 1 año y poco. Estaba muy nerviosa, me levanté temprano, no desayuné, no me entraba nada al estómago, se me cerró de golpe jajaja. Un café y listo. Aún no había experimentado la picadura del pollo (pájara o tío del mazo). Cojo la bici, la monto al coche y me voy a por mi amiga Mari. Montamos su bici dentro del coche también y nos dirigimos a Molina de Segura. Pongo el GPS pues no sabía dónde estaba la sede de la Comunidad. Dimos con el sitio a la primera. Estaba muy nerviosa, me sudaban las manos, me temblaban las piernas… bufff “las sudaderas de la muerte” como digo yo jajaja. Esto en mí es algo normal, me ocurre igual ahora cuando vamos a las marchas, aunque no tanto como aquel día. Algo nuevo para mí, no conozco a los chicos ¿qué nos vamos a encontrar? Mucha incertidumbre…

Aparco el coche y empezamos a bajar las bicis, damos una vuelta por la calle. Le mando un mensaje a Paquito preguntándole dónde estaba y aparece con una bandeja de cruasanes y napolitanas de chocolate. Me dice que hay que esperar un poco que faltaba Kronxito. No sabía quién era, no me acordaba de él. Muy amables mis chicos, entramos a la sede o “casa de Alonso” a esperarlo, mientras Paquito se comía las napolitanas no sin antes ofrecernos, por supuesto. De repente sale Alonso por el pasillo a recibirnos, muy amable. Pero él siempre con un semblante serio, lo que a él le caracteriza ahora que lo conozco mejor. Pero claro, después de ver el vídeo del baile del pollito pío… jajaja. En realidad no es así para nada, tiene que haber un sensato si no esto se les va de las manos jajaja.

Nos regalaron una camiseta, muy graciosos ellos, que me puse encima del maillot para hacer la ruta MTB. Entonces no teníamos aún la equipación oficial, por lo que todos íbamos con la misma camiseta.

Llega Kronxito que nos saluda y nos disponemos a salir y hacer la ruta MTB a eso de las 10 de la mañana. Era casi verano y hacía mucha calor, así que aquí empieza lo bueno. Nosotras técnica con la bici poca o nula y el sol abrasador. Nos quemamos y no hicimos muchas sendas pues los chicos vieron que no teníamos técnica y nos echaron por pista. Aunque sí pasamos por alguna senda, para nosotras complicadísima, ahora veo que éramos muy novatas pues tampoco era para tanto. Y en una de estas sendas mi amiga Mari se cayó al suelo, pero nada grave. Finalmente no me caí. Me encantaba el lugar, sobre todo las piedras y demás. Decía para mí misma “ufff esto me gusta”.

Nos reímos mucho, Paquito como siempre con sus chistes y demás. No me extrañó nada de ellos porque antes de conocerlos en persona, como ya he dicho, parece que ya los conocía de toda la vida, de ver tantos vídeos. Y ahora que los conozco he de decir que son así detrás y delante de las cámaras. Alonso es más reservado, si le das conversación habla y también se ríe jajaja. Pero a mí me gusta que sea así, que si no todos locos no puede ser jajaja. Kronxito un loco desenfrenado pero muy buen muchacho. Llegamos al embalse de Santomera y Kronxito, haciendo alarde de su buena locura, se metió a bañarse.  Me meaba de la risa, vestido y todo, con el agua salada, así que luego en mitad de la ruta la ropa estaba tiesa jajaja.

Me lo pasé pipa, fue un día, para mí, inolvidable. Conocer a mis chicos de Comunidad Biker MTB, aprender de ellos sobre todo el compañerismo, la sensatez que le caracteriza a Alonso, el buen humor de Paquito y las locuras de Kronxito. Os aseguro que es una mezcla explosiva que me encantó experimentar y seguiré experimentando con ellos. Siempre digo que las cosas pasan por alguna razón y en este caso es aprender, no solo de rutas MTB y bicicleta de montaña, si no también de humanidad, creer que hay que confiar más en el ser humano, que todavía queda gente buena y confiar en la verdadera amistad entre un hombre y una mujer.

Y deciros a Alonso, Paquito y Kronxito gracias por ser quienes sois, por hacer lo que hacéis, por ser como sois. No solo por montar en bicicleta y compartir vuestras vivencias y conocimientos en los vídeos, no solo por eso, es que hacéis felices a la gente y eso es lo que importa. Y a mí me habéis hecho feliz también, os quiero mucho amigos míos.

Y hoy, unos años después de aquella primera ruta MTB, llevo ya unas cuantas vivencias con ellos y habiendo conocido al resto de Comunitarios estoy muy contenta de haber dado aquel primer paso y haberlos conocido. Ahora somos una gran Comunidad de la que me siento orgullosa de formar parte. Pasé de ver los vídeos en la lejanía a salir también en los vídeos, algo que aún me da vergüenza y veo extraño pero a lo que me voy acostumbrando poco a poco y me gusta ¡¡incluso la gente me conoce por la calle!! jajaja.

El resto de la historia ya la conocéis pues publicamos todos los vídeos, crónicas de las marchas, rutas que hacemos juntos y demás.

Vuestra comunitaria que os adora Patricia Carmona.