Hola comunitarios, cesan las lluvias en Murcia y las nubes se disipan para dejar paso al sol. Tarde del martes día 14 de marzo de 2017, toca ruta para estirar las piernas tras la jornada de descanso del lunes y la semana de MTB anterior. Hoy sería en ciclismo de carretera, acompañado por los comunitarios @kronxito y @patricia. Seguimos animando al comunitario Kronxito en su recuperación.

Salimos desde la sede de la Comunidad en Molina de Segura con nuestras bicicletas de carretera, todo preparado, presión de aire en las ruedas, focos de luz por si se nos hacía de noche, algo de merienda y a rodar. La comunitaria Patricia fue duda hasta el último momento dado que arrastra un problema en la planta del pie y no tenía claro si salir o no, finalmente no pudo resistirse a perder la oportunidad de rodar con Kronxito.

Circulamos por las calles del pueblo hasta salir hacia la Torre Alta y luego la Ribera de Molina. Desde allí tomamos dirección la Contraparada y cogimos la orilla del río Segura. Me detuve justo en el primer puente al ver cómo bajaba de agua el río, era impresionante. Normalmente tiene unos 3 metros de anchura en esa zona y hoy tenía unos 30. Lo grabé dado que nunca antes había visto ese caudal.

Seguimos rodando por la orilla del río, nos encontramos algún árbol caído por las lluvias y el viento en medio del carril bici, así que tuvimos que echarnos por la zona de tierra.

La verdad es que siempre me río mucho cuando salgo con Kronxito y Patricia, es un show ir con ellos, siempre te sorprenden con algo nuevo. Llegamos al puente Manterola en Murcia y nos detuvimos a echarnos unas fotos y comernos los plátanos. Después esperamos al comunitario Kronxito que entró en una tienda de música y tomamos camino de regreso.

Al pasar por la pista de skate o monopatinaje nos metimos en ella con las bicis de carretera, es divertido pero algo peligroso, no controlamos bien y los 8 kg de presión de las ruedas no ayudan a su control. Dimos unas vueltas por donde pudimos y volvimos a salir.

La comunitaria Patricia tenía ganas de hacer pis (diría “mear”, no me gustan nada los eufemismos). No se podía aguantar más así que paró en una orilla, donde había bastante matorral. Nos empezamos a reír cuando vimos que se quitaba la chaqueta, le dijimos gritando “desde aquí se te ve perfectamente”.  Se rió y se escondió un poco más, adentrándose en la tupida vegetación. Al terminar salió y dijo “… he pisado una mierda…”. Empezamos a reírnos a carcajada, desde un lugar limpio y privilegiado, viendo a la comunitaria intentando limpiarse la zapatilla sin mucho éxito. Nos contó que cuando se puso a mear, al acuclillarse, se pinchó un poco el culo con una mata. Nosotros, como es lógico, le dedíamos que se notaba que era de ciudad y más nos reíamos.

Volvimos a la bici entre risas y charlas, de regreso por el mismo sitio por el que vinimos. La temperatura era perfecta, un poco de fresco que es lo ideal para practicar deporte. Rodamos a buen ritmo, a rueda del comunitario Kronxito que era el encargado de marcarlo.

Regresamos a Molina de Segura con unos 44 km, realizados en unas dos horas y media. Una rápida y estupenda ruta, donde nos reímos de lo lindo y disfrutamos del clima casi primaveral.

De vuestro comunitario Presidente Alonso.

  • Fotos de la ruta de ciclismo de carretera: