Hola queridos comunitarios, llegó la mañana del sábado día 16 de abril de 2017, otra ruta más, sumando kilómetros, aventuras y vivencias. Hoy salimos a rodar por los montes los comunitarios Alonsojpd, Paquito206, Juan Francisco, Matías, Óscar, Iván, Jesús y Gonzalo. Nuestra idea inicial era subir hacia las antenas de Ricote, a los Almeces, pasando por el sendero de la Madera, pero las vicisitudes del transcurso de la ruta marcarían el camino a seguir.

Salimos con nuestras bicicletas de montaña preparadas, desde la sede de la Comunidad en Molina de Segura (Murcia, España), a eso de las 08:29. Hoy de corto completos dado que la climatología apuntaba maneras, estaba claro que haría calor. Rodamos tranquilamente por el trasvase en Campotéjar, como siempre platicando con nuestros comunitarios. Hasta que, de repente, los comunitarios Jesús y Paquito206 nos dicen de parar porque han visto una liebre en la orilla del trasvase, atrapada y asustada. El comunitario Paquito206 cruza al otro lado para intentar rescatarla pero finalmente la libre sale corriendo hacia una mata grande de la orilla, quedando fuera de su alcance, esperemos que pudiera trepar por esa mata.

Continuamos la ruta hacia la sierra del Marqués, girando para ir a la carretera de Ulea. Paramos un momento en el mirador de la sierra de la Navela, en la entrada al Scalextric, nos echamos la foto de grupo con la caña selfie y comimos un poco como en lo que sería el almuerzo de la mañana.

Afrontamos el descenso del Scalextric, esa bajada adoquinada en medio del monte. Justo a la mitad nos encontramos con nuestros queridos comunitario Jinetes, que iban subiéndola, los saludamos, los animamos y los fotografiamos. Continuamos con el descenso hasta la carretera, donde esperamos a los comunitarios Matías y Jesús que llegaban algo más retrasados. De repente oí “cruda realidad”, me acerqué y era la rueda trasera de la bicicleta del comuniario Matías, a la que se le había roto un radio. Paramos a grabar la cruda realidad y a quitar el radio partido.

Continuamos con la ruta cruzando el pueblo de Ulea, subiendo por el Salto de la Novia y cruzando el pueblo de Ojós. Justo al pasarlo giramos hacia la izquierda para coger la carretera de Ricote. Empezamos con el ascenso, cada comunitario a su ritmo, hasta llegar a la Olivera Gorda, un olivo milenario e histórico que siempre merece una parada. Nos echamos unas fotos y continuamos subiendo.

En el pueblo de Ricote paramos a avituallarnos con agua y alguna barrita energética, la mañana se presentaba calurosa y a partir de Ricote ya no habría más posibilidad de avituallamiento. Con los bidones llenos seguimos subiendo por carretera hasta llegar al cruce del camino de los Almeces, que tomamos para seguir con la subida ahora por camino o pista forestal.

Esta subida es muy larga pero bastante tendida, no tiene rampas duras aunque es constante, su inclinación andará por el 8% aproximadamente. En uno de los cruces los comunitarios Paquito206 y Jesús vieron una senda y decidieron tomarla, el resto continuamos subiendo por el camino. Abajo oímos al comunitario Paquito206 gritar “cruda realidad”. Les dijimos que los esperábamos en el cruce de la senda de la Madera.

Tras unos minutos de espera aparecieron los dos comunitarios y nos contaron que la cadena de la bicicleta del comunitario Jesús se había “liado” en el cambio y los platos, que tuvieron incluso que desarmar el desviador para poder colocarla en su sitio. Esto añadido a un chirrido importante en el eje pedalier de la bicicleta de Jesús, que nos acompañaría en el resto de la ruta.

Aprovechamos la parada para pesar las bicicletas de los comunitarios Óscar, Jesús y Gonzalo, para el vídeo de la parte dos del pesado. Volvimos a comer un poco, charlamos y reemprendimos la marcha ahora cogiendo la senda de la Madera. Al principio un poco de descenso y pronto el sendero va cogiendo pendiente ascendente, suave, que hace que vayamos a un ritmo bajo y nos permite mirar a la derecha y ver los paisajes espectaculares de esta zona, que casi nos dejan sin aliento, sencillamente maravillosos. Es una de las sendas que más nos gustan de la zona y siempre que pasamos nos quedamos boquiabiertos.

Llegamos hasta el collado donde paramos a echarnos unas fotos y unas risas. Avanzamos un poco más ahora en descenso por esta senda hasta el cruce de la parte de abajo, si lo tomamos a la izquierda volveríamos a subir hacia la pista forestal de los Almeces, a la derecha iríamos bajando por senda hasta Blanca. Optamos por la segunda opción y continuamos descendiendo por esta senda que es espectacular, poco técnica salvo algunos pequeños tramos, lo que hace que aún se disfrute más.

Y bajamos y bajamos y bajamos, un sendero largo de casi 10km desde su inicio en el collado de la senda de la Madera, con sus eses típicas, hasta llegar a la carretera de Blanca que cogimos en dirección al Azud de Ojós, emprendiendo el camino de vuelta, por la zona más rápida dado que empezaba a hacerse tarde. Cogimos el sendero de los miradores en Villanuva del Río Segura y llegamos a Archena.

El comunitario Gonzalo no estaba acostumbrado a hacer rutas tan largas y le picó el pollo en la parte final de la ruta. Empezó a acalambrarse así que el comunitario Jesús le fue empujando y el comunitario Óscar cargó con su mochila.

Llegamos a Molina de Segura escasos de agua y fuerzas, haciendo más de 74 km, con unos 1.200 metros de desnivel acumulado positivo, en unas 6 horas de ruta. Como siempre quiero agradecer a los comunitarios que van más fuertes que, pacientemente y con buen talante, van esperando y animando a los comunitarios más flojos. Sé que algunos comunitarios se quedaron con las ganas de subir a los Almeces, pero la Comunidad es así, procuramos adaptar las rutas siempre al nivel del que vaya más flojo ese día, unos días será uno y otros días será otro, el Lastre siempre tendrá prioridad en la Comunidad. Como les decía a los comunitarios, las antenas seguirán ahí un tiempo, no se moverán, así que volveremos a por ellas otro día.

De vuestro comunitario Presidente Alonso.

  • Fotos de la ruta MTB: