Hola amigos/as de Comunidad Biker MTB, soy la comunitaria Patricia Carmona y quisiera relatar la ruta que hicimos el jueves 21 de julio 2016. Todo comienza cuando les digo a los chicos que quiero una ruta dura y exigente, con cuestas, si son empinadas mejor jajaja. Ellos, siempre intentando complacerme (en ponerme las rutas “jodidas” jajajaja) me dicen de llevarme a la sierra de Ricote. Así que quedamos a eso de las 17:11 en la sede de la Comunidad, en Molina de Segura. Como siempre llego 20 minutos antes, para así poder charlar un rato con mis zagales.

Nos ponemos en marcha y salimos a toda leche, a ritmo desde el principio. Hacía muchísima calor, un bochorno en el ambiente de esos que hacen que no se pueda respirar. Comenzamos la ruta Paquito206, Alonso, Kronxito, Matías, Aurelio, Ricardo, una servidora y nuestro nuevo comunitario Antonio, que es su primera vez con nosotros y esperamos que no sea la última.

Nos dirigimos a Archena por la carretera, por esta parte aún no se notaba el calor. Aunque íbamos bastante rápidos pero llaneando. De vez en cuando se oía decir a algún comunitario “piano piano”, que en italiano quiere decir “despacio despacio” jajaja y es que, como digo, salimos desde el principio a buen ritmo.

Entramos al pueblo de Archena, lo cruzamos, seguimos por la orilla del río Segura, lo cruzamos por un puente y llegamos a la población de Ulea. Por allí, sin previo aviso, nos encontramos con una rampa de subida con escaleras a los lados, tuve que tirar de riñón y cambiar rápidamente para subirla, detrás de mí el comunitario Matías diciéndome “Vamos Patri, no te pares”. Si me paraba en medio Matías iba al suelo jajaja. Tiré de piernas hasta llegar arriba Patricia Carmona con la Caña Selfiesatisfactoriamente subida en la bici. Cuando terminé la cuesta solté uno de mis “oléeeee” jajaja.

Cruzamos el pueblo de Ulea y tomamos unas fotos en la Casa del Cura, también aprovechamos para refrigeramos un poco. Seguimos nuestra marcha y empezamos una subida de 2 kilómetros al pueblo de Ricote por asfalto. Por aquí empecé a notar un calor infernal, que hacía que no me entrara el aire en los pulmones, un bochorno impresionante, salía fuego del asfalto. Del esfuerzo de la subida, el calor y sin una pizca de aire se me calentaba la cabeza como si me estallara. Me sudaban las manos y los pies me ardían ¡¡un infierno!! Aflojé la marcha por si me picaba el pollo. Aunque iba subiendo y sudando mucho también iba bebiendo agua, así que conseguí que no me picara el pollo. Un poco antes de llegar a Ricote vi al comunitario Alonso que bajaba en mi busca. Así que llegamos al pueblo los dos y el resto de los comunitarios nos esperaban en una sombra.

No nos quedaba agua y la que teníamos estaba caliente, así que nos pusimos a buscar algún sitio donde comprar agua como si no hubiera un mañana, como diría nuestro querido comunitario Paquito206. Y lo encontramos, un poco escondido por las calles de Ricote, pero allí estaba, una tienda con agua fresca. Compramos varios litros y rellenamos los bidones.

Empezamos a subir poco a poco saliendo de Ricote por la carretera. Por aquí el comunitario Ricardo y yo empezamos con el pique de adelantamientos. Como siempre, eso sí, un pique sano, con risas y bromas, fue divertido jajaja. Él delante de mí y yo detrás, aprieto un poco y lo adelanto cantándole “y se marchóoo…”, como dice la canción de Jose Luis Perales jajaja. Se ríe y me dice “ya te pillaré, ya” jajaja. Un poco más arriba me vuelve a adelantar y así todo el tramo. Lo oigo que le dice al comunitario Aurelio “no puedo verla delante de mí”, lo que me reí al escucharlo jajajaja.

Paramos a echar unas fotos y Ricardo dice “¿ha llegado ya Patricia?” jajaja. Más adelante se la devolví diciéndole lo mismo cuando lo adelanté. En este tramo por camino de tierra y por la sombra e incluso con un poco de viento, se iba sobrellevando bien, pero el calor no paraba. Vi al comunitario Kronxito y le pregunté si estaba bien, puesto que le iba cayendo el sudor de la cara gota a gota ¡¡cómo sudaba madre mía!! Me dijo que estaba bien pero llevaba los muslos muy cargados.

Continuamos la ruta ya de bajada tras subir el Cajal en la sierra de Ricote. Hicimos una bajada larga y llegamos al embalse del Mayés, disfruté mucho de la bajada siempre con el pique con Ricardo jajaja.

Al pasar el Mayés cogimos un camino que subía un poco, dirección la sierra de la Muela. Nos detuvimos y veo al comunitario Alonso que me dice que me baje de la bici, no sabía para qué exactamente. De repente veo que se quita la cámara GoPro y me la coloca a mí. Así que me tocaba grabar y yo encantada, me gusta, para qué nos vamos a engañar. Dije algo así como “Espero no soltar alguna burrada” jajaja. Me la pusieron como pudieron ya que el arnés me queda algo grande y se me baja demasiado.

Seguimos la ruta MTB y empiezo a grabar, justo al empezar a grabar nos viene una pedazo de subida técnica por senda, bastante empinada. La voy comentando como puedo, voy narrando cómo vivo el momento, eso sí, me costaba hablar por la respiración jajajaja.

Llegamos a la pista de tierra de la sierra de la Muela, por aquí ya no era técnica, un camino ancho y no muy inclinado. Como en toda la ruta, el comunitario Ricardo picándose conmigo jajajaja.

En lo más alto del camino paramos a echarnos unas fotos con la sierra de Ricote y el embalse del Mayés de fondo. Nos reímos un rato con los comunitarios y sus ocurrencias y para abajo. Una bajada de camino ancho muy chula, por donde cogí mucha velocidad. En un tramo había, como un badén, no me di cuenta y  se me levantó la rueda trasera de mi bicicleta. Casi me la pego pero me quedé asombrada por poder controlarla y no caerme. El comunitario Aurelio iba detrás de mí y me dijo al finalizar que se asustó puesto pensaba que me caería.

Llegamos a la carretera y continuó el pique con Ricardo jajajaja. Se ponía a mi rueda pero no le dejaba paso jajaja, hasta que finalmente me adelanta, riéndonos los dos jajaja.

En el pueblo de Ceutí paramos otra vez a volver a comprar líquido y es que en verano en Murcia, en una ruta de bici, nos podemos beber fácilmente 4 litros de agua. Así que compramos más líquido y volvimos a llenar los bidones. Por la carretera nuestro comunitario Ricardo nos dedicó unas bonitas palabras que grabé con la cámara, desde aquí se lo agradezco de verdad.

Una ruta bonita con una compañía inmejorable, nos divertimos muchísimo. Una ruta de esas que me gusta con bastante subida. Los chicos no me defraudan nunca cuando les digo que quiero esto. Al final salieron 69 kilómetros con 1.100 metros de desnivel acumulado positivo. Muy divertida y vistas maravillosas. Como digo siempre para repetir. ¡¡Gracias chicos por esta ruta!!

De vuestra comunitaria de la sonrisa eterna Patricia Carmona.

  • Fotos de la ruta MTB:

  • Track GPS de la ruta MTB: