Hola amigos de Comunidad Biker, volvemos a irnos de marcha BTT y esta vez a tierras de Teruel, a Bronchales, para participar el domingo día 16 de julio de 2017. Tras las gestiones habituales y la organización del viaje, nos apuntamos para realizar esta marcha los comunitarios Alonso, Patricia, Alino Pies Anchos, María, Kronxito, Juanfran, Cartucho y un servidor. Tocaba buscar alojamiento y nos pusimos a ello, por un lado Alonso y Patricia buscaron un hotel, al que luego se le sumaría la compañía de Alino y María, que saldrían sábado en la tarde hacia Bronchales. El resto de comunitarios decidimos irnos un día antes para tener algo más de relax, Cartucho gestionó el alojamiento pillándonos sitio en un albergue a 8 kilómetros de Bronchales, en Noguera de Albarracín, albergue “En tiempo de setas”.

Viernes, a dos días antes de la marcha BTT de Bronchales Sierra Alta

Llego el día de partir y tras preparar las maletas y cargar las bicis salimos desde mi casa. Iba con Cartucho y con nuestras respectivas bicis y Kronxito con Juanfran, solo con la bici de Juanfran, Kronxito sufrió un pequeño accidente días antes y le impidió participar en la marcha MTB.

Cogimos carretera y manta sobre las 6 de la tarde y nos pusimos en camino. Hicimos una parada de refresco en Fuente de la Higuera, en un punto donde Juanfran, por ser camionero, conoce bastante bien. Seguimos nuestro camino y finalmente llegamos a Noguera de Bronchales sobre las 22:40. Por este pueblo nos esperaba Gonzalo, dueño del Albergue, para darnos las llaves y enseñarnos nuestra habitación. La habitación tenía ocho literas para nosotros cuatro. Aprovechamos y le preguntamos por un lugar para cenar. Teníamos pensado ir a Albarracín pero la hora se nos echó encima. Finalmente fuimos al bar de la piscina que regentaba también Gonzalo junto con su hermano.

Tomamos una buena cena con unas hamburguesas de tamaño XL que nos dejaron el cuerpo listo. Como era viernes y hasta el domingo no corríamos decidimos ir después a tomarnos algo al pueblo de Albarracín, que estaba a unos 16 kilómetros, así que nos pusimos un poco más guapos de lo que ya somos por naturaleza y nos fuimos a dar un paseo.

 

Tras un control de alcoholemia realizado al entrar al pueblo y otro a la salida, donde como es lógico dimos negativo, volvíamos a Noguera. Pero la vida es incierta y dio la casualidad de que en otro pueblo entre Noguera y Albarracín, Torres de Albarracín, estaban en fiestas, por lo que decidimos parar a dar una vuelta y seguir disfrutando de la noche. Nos encontramos con un seguidor de la Comunidad que nos reconoció, así que nos hicimos unas fotos y seguimos disfrutando de la fiesta hasta bien entrada la madrugada. Partimos de vuelta a casa y a dormir que falta nos hacía.

Sábado, a un día de la marcha BTT de Bronchales Sierra Alta

Tras la resaca pertinente y el sueño reparador nos levantamos sobre las 13:02 horas del sábado, por lo que salir a hacer una pequeña ruta de ciclismo de montaña era un imposible. Decidimos ponernos el bañador y las chanclas para ir a la piscina. Nos dimos un baño recuperador y comimos. Como el día era caluroso volvimos de nuevo a casa para echarnos una siesta hasta las 18:06, que sería la hora en la que partiríamos a dar una vuelta por la zona en nuestras bicicletas, intentando seguir el recorrido que nos explicó Gonzalo.

Kronxito por su parte se dedicó al turismo y aprovechó para ir a Bronchales a recoger su dorsal, cosa que debía haber hecho con los nuestros, pero bueno, como ya sabemos Kronxito es Kronxito.

Salimos desde el pueblo a la zona de bosque que Gonzalo nos explicó, tras memorizar en mi cabeza el recorrido. Fuimos siguiendo los pasos descritos, pero la vida y sus azares hicieron que empezáramos a tomar las indicaciones de los cruces antes de tiempo, por lo que variamos bastante el recorrido con respecto a las indicaciones, hasta el punto de estar perdidos.

Llevábamos unos cuantos kilómetros “a ciegas”, con cierta incertidumbre, sin saber cómo volver. Vimos algunos animalillos y también unos paisajes espectaculares. Empezamos a usar el sentido de la orientación y conseguimos volver hacia el principio de la ruta, hasta un tramo por donde pasaría la marcha el día siguiente en dirección al pueblo. Ahora que por fin estábamos ubicados decidimos llegar al pueblo por ese tramo, tenía muy buena pinta.

Llegamos al pueblo y esperamos a que Kronxito regresara con las llaves para poder entrar a casa. Nos dimos una ducha y nos acicalamos un poco. Partimos hacia Albarracín en busca de la cena. Comenzamos a localizar un restaurante que nos recomendaron mis hermanas, pero estaba lleno, así que seguimos paseando por el bonito pueblo de Albarracín en busca de algún sitio para cenar. Estaba todo saturado y decidimos probar en una pizzería que vimos en la entrada del pueblo, en un hotel. Llegamos muy justos, en media hora cerraban la cocina, pero por suerte pudimos cenar.

Volvimos al “Molino del gato,” lugar de copas donde estuvimos el viernes y nos tomamos unos refrigerios. Como al día siguiente teníamos la marcha fue algo ligero y sin alcohol. Tocaba volver a casa, nos montamos en el coche y partimos de regreso. Al paso por Torres de Albarracín bromeábamos con acelerar a tope para pasar rápidos por allí y que no se nos fuera la cosa de las manos, como la noche anterior. Llegamos a casa y a dormir que había que descansar.

Domingo, día de la marcha BTT de Bronchales Sierra Alta

Llegó el día de la marcha MTB, 16 de julio de 2017, y nos levantamos pronto, nos pusimos nuestras indumentarias comunitarias y preparamos las cosas para la marcha. Cargamos las bicis en los coches y nos dirigimos a Bronchales. Aparcamos y fuimos a recoger los dorsales, acto seguido preguntamos dónde desayunar y fuimos a ello. Casualmente fuimos al bar del hotel donde estaban hospedados Alonso, Patricia, Alino Pies Anchos y María,  que estaban desayunando en ese momento.

Nos pusimos en otra mesa y dimos cuenta de un buen desayuno, aunque unos más que otros, véase el ejemplo de Kronxito, que a pesar de no participar desayunó el equivalente de unas cuatro personas. Tras el desayuno preparamos las bicicletas de montaña, colocamos los dorsales, llenamos los bidones de agua y nos dirigimos a la zona de salida donde nos mezclamos con el gentío.

Charlamos con amigos, seguidores de la Comunidad y demás personas. El ambiente antes de la salida era espectacular, toda la plaza llena de ciclistas y de público, cosa que siempre es bonita y de agradecer. Se acerca la hora de la salida, que nos colocamos en la parte trasera para no perder la costumbre. Tras los actos de presentación y el lanzamiento de cohetes comienza la marcha BTT de Bronchales.

Salimos de la plaza del pueblo haciendo un giro de 180 grados en la redonda y tomamos las calles en sentido descendente. Pronto empiezo a recuperar posiciones, casi desde el principio. Hoy estaba muy motivado y físicamente también me encontraba bien. Llegamos a la zona de pista forestal y sigo a buen ritmo y bastante bien posicionado. De repente nos encontramos con un sendero a la izquierda, que no estaba muy claro si había que tomar, pero por suerte alguien se paró a indicar que entráramos en la senda.

Iba bajando bastante bien, a bastante velocidad, pero en un punto noto que la cadena se me sale, intento meterla a golpe de pedal pero con los baches era imposible. Decido salir del sendero y meterla a mano, a pesar de ser una bajada había que darle a los pedales si querías ir rápido. Mientras estoy realizando la operación mecánica volvía perder muchas posiciones, de hecho veía como el resto de ciclistas iban bajando mientras buscaba un hueco en la fila para poder incorporarme. Finalmente, tras un par de minutos viendo pasar ciclistas y ciclistas y más ciclistas, como si no hubiera un mañana, consigo meterme en la senda y continuar mi camino, disfrutando de este espectacular paisaje y de sus arbustos, que me dejaron los tobillos finos finos, además de un pequeño susto al enganchar el freno delantero  con unas ramas y derrapar un poco.

Llegamos al tramo que baja al pueblo de Noguera, el que hicimos en la ruta de reconocimiento. Al conocerlo pude descenderlo más rápido, dejándome caer. Allí estaba Kronxito cámara en mano para inmortalizar el momento. A la llegada al pueblo el ambiente era impresionante, con todo el público expectante y animando. Lo cruzamos y nos dirigimos al primer puerto del día, que tenia unos 7 kilómetros de ascenso constante. Las subidas constantes se me dan muy bien, así que por esta parte de la marcha BTT fui recuperando muchas posiciones, a buen ritmo, algunos a los que adelantaba me decían que no apretara, que la subida era dura, pero yo seguí a mi ritmo.

Me encontré con un medio paisano de La Algueña (pueblo de Alicante cercano a Fortuna), que me conocía de los vídeos de la Comunidad. Estuve charlando con él un rato, luego continué mi camino. De repente comencé a escuchar algo extraño, oía venir una bici a un ritmo bastante superior al mío y me decía a mí mismo, éste viene fuerte, pero cual fue mi sorpresa cuando de repente, al pasar por mi lado, oigo el zurrir del motor eléctrico, se trataba de una e-bike :yahoo: . El chico bromeó conmigo diciéndome que llevaba un buen desarrollo, a lo que le contesté que el suyo era aun mejor.

Seguí con mi ascenso constante  y coroné este primer puerto, donde el camino presentaba tramos con agua y un espectacular paisaje sombrío que hizo que la subida fuese algo más amena y quitándonos algo de calor. Para terminar la subida tocaba una rampa un tanto dificultosa, no solo por la inclinación sino que además había que sumarle el inconveniente del terreno suelto. De todos modos no me amedrenté y lo intenté, pero como era casi de esperar a unos 7 u 8 metros de coronar perdí la tracción y tuve que poner pie a tierra, terminando de subirla a pie.

A continuación pasamos a un descenso por sendas estrechas y sinuosas, que hacían las delicias de cualquier ciclista, pero donde un descuido te podía pasar factura. En medio de estas sendas alguien de la organización me dijo: “21” y acto seguido al que iba tras de mi: “22”, a lo que supuse que era la posición en la que íbamos, que para mi fue una grata sorpresa pues no tenía mi idea de que iba tan adelantado a esas alturas de la marcha.

Llegamos al pueblo y, desde los primeros metros, el público se postraba en las inmediaciones de la marcha así que, como es normal en mí, un chute de adrenalina recorre mi cuerpo y doy un acelerón, con el consiguiente espectáculo en forma de chulería, pasé por la línea de meta, donde se acababa el recorrido corto y continuábamos los del largo. El comentarísta dijo mi nombre al pasar, Kronxito estaba inmortalizando el momento y la euforia se apoderaba de mi ser, así que salí del pueblo en modo pro, no por la velocidad sino por la postura, en plan aerodinámico.

Comenzaba la segunda parte, la del recorrido largo y al principio todo igual, hasta un punto que en vez de dirigirnos hacia el pueblo de Noguera, como en la primera parte, el recorrido iba en dirección a  una pista que ya vimos el día anterior Juanfran, Cartucho y yo, vimos una senda que venía desde muy arriba y muy empinada. Y pude verificarlo, entre los arbusto aparecía una senda escarpada, con piedras y escalones, de descenso, por la que pasé  como alma que no lleva el diablo, de hecho en uno de esos escalones a punto estuve de hacer un Félix, pero gracias a mi pericia  pude solventar la situación.

Entramos en la pista y comenzamos a subir por camino, entre árboles. Un paisaje idílico. Comenzaba mi suplicio, mi querido dolor en el brazo hacía acto de presencia y para postre tocaba bajar, no quedaba otra. A pesar de ir dolorido y quejándome no tuve más remedio que apretar los dientes y terminar como fuese, aunque no pudiera a malas penas tocar el freno y en ocasiones incluso me costaba sujetar el manillar.

Con el dolor de brazo asumido solo quedaba terminar y así hice. Continué a buen ritmo,  era casí todo subida y el brazo subiendo no me molesta mucho. Ya veía el pueblo de nuevo y, como es normal en mí, otro apretón con el consiguiente aumento de velocidad. Aclamado y vitoreado en el paso a meta por una gran multitud, terminé mi marcha en un tiempo de 3 h 18 minutos y acabando en la posición 36 de la general y 14 de mi categoría. Posición que no estaba mal pero que no se correspondía con mi pensamiento inicial, y ahora explicaré por qué.

Según me dijo Kronxito, en la primera vuelta un grupo de unos 15 corredores se saltaron algún tramo del circuito, no sabemos si a propósito o por equivocación, llegando algunos incluso por delante de la cabeza de carrera, tras un acuerdo los volvieron a poner en carrera y por este motivo, cuando la señora me cantó la posición, este grupo no debió pasar por allí. Las matemáticas no fallan, 21 que iba cuando lo diño la señora, más 15 que se colaron, suman 36. Entre los que adelanté y los que me adelantaron, mi posición no varió que para eso iba sacando mis cuentas. Así que mi posición real fue el 21 de la general.

Tomamos un refrigerio al acabar la marcha, la verdad es que estaba bastante acalorado, el día fue muy soleado y caluroso. Me dirigí hacia donde estaba Kronxito, que me explico lo de la posición en la que había llegado. Mientras tanto saludaba y esperaba al resto de comunitarios, que fueron llegando unos tras otros durante el resto de la mañana, hasta el punto de que Alonso y Patricia llegaron casi cerrando la carrera.

Tras acabar todos la marcha tocaba deliberar sobre dónde íbamos a comer. Aunque había comida al acabar la marcha nos apetecía comer todos juntos. Buscamos por el pueblo algún bar abierto, era algo tarde y lo encontramos afortunadamente. Disfrutamos de una agradable comida con la excelente compañía de toda la comunidad y de David de Bronchales y un amigo, cuyo nombre no logro recordar ahora. De este modo pusimos el fin a nuestra estancia en Bronchales.

Volvimos a Noguera donde nos dimos una reconfortante ducha, hicimos las maletas y nos despedirnos de Gonzalo. Vuelta al coche y pusimos rumbo a casa, poniendo el punto y final a este maravilloso fin de semana en tierras de Teruel. Si no hay contratiempo volveremos a la siguiente edición de esta prueba, aunque resulta un poco dura, es una marcha de las que hay que hacer, tanto por la organización como por sus paisajes y gentes.

Atentamente de vuestro comunitario Paquito206.

  • Fotos de la marcha BTT Bronchales Sierra Alta: